jueves, 29 de diciembre de 2016

El mundo, mi mundo

Cuando era pequeña tenía una bola del mundo. ¡Era preciosa! Con su base, giraba y lo mejor ¡era hinchable! Una pelota de playa, aunque yo no la llevé nunca ni a la piscina siquiera, no quería que se estropease bajo ningún concepto. Me encantaba. Se veían perfectamente los nombres de los países y me pasaba horas jugando con ella y memorizandolos todos. A mi hermano le flipaba, como todo lo redondo. Era un peligro cerca de algo esférico. Para él todo era "gol" y había que chutar. Hasta tuvimos que dejar de ir a jugar a los bolos durante un tiempo porque el pobre no entendía que no podía patear todo lo redondo que se pusiera en su camino. Tiene alma de futbolista. 

A lo que iba... que le gustaba mi bola del mundo y como yo nunca he tenido problemas para compartir se la dejaba siempre. Tendría unos dos añitos y no hablaba muy bien, pero una cosa que decía siempre era "gol!" Cuando comía garbanzos, cuando jugaba con cualquier pelota... Era muy frecuente oírselo y claro, llega un punto en que le dices al niño "gol, sí, muy bien, muy bien" y sigues a lo tuyo.
Recuerdo una tarde que estábamos mi madre y yo en el salón y llegó el mico "¡gol, gol, gol!" "gol, sí, muy bien, muy bien" y a lo nuestro.
Justo antes de cenar, al recoger la habitación me di cuenta de que mi bola del mundo no estaba. Mis padres me ayudaron a buscarla, pero nada. Y ahí estaba él. Con su sonrisa perenne gritando gol como un loco y señalando la ventana. Nota mental: hay que hacer caso a los niños cuando te dicen algo. Está clarísimo que el pobre intentó avisar.

El caso es que metió gol por la ventana y desde entonces tengo una pequeña obsesión con el mundo. Y mi enanito me lo recuerda cada cierto tiempo y me va regalando bolas del mundo para suplir a mi bola querida. 

Tengo un mundo antiestrés, una pelota de playa (pero muy malilla, sin nombres ni nada), una goma de borrar, láminas, dibujos y la última cosa en llegar supone todo un reto para mí: ¡un puzzle en 3d!


Me pongo manos a la obra hoy mismo. He de decir que no he hecho un puzzle desde los 10 años y no se me daba muy bien la verdad, mi hermano es el experto.  A ver si hay suerte y no tengo que pedirle que venga a rescatar a seas pobres piezas.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Uno más...

Otro cáncer más en mi familia. Se que no hay respuesta, que esto es así y hay que afrontarlo y punto. Pero mi cabeza no para de buscar porqués, no para de dar vueltas, no para de pensar.
Lo afrontamos con el mismo optimismo de siempre, pero con el recuerdo de la última batalla perdida, así que esta vez es un poco más duro.
¿Ha tenido una existencia feliz? SÍ. Con mayúsculas. ¿Continuará? Sí, confío. Porque la confianza es lo único a lo que nos podemos agarrar ahora. Importante: no te olvides de cumplir los 80. Tenemos una fiesta esperando a la vuelta de la esquina. Te quiero. Como te diría mi Chiquitita "un montón!"

lunes, 17 de octubre de 2016

Azafrán

Este fin de semana, en mi lugar favorito del mundo, he estado recogiendo azafrán. No a gran escala ni muchísimo menos, un rectángulo de tierra que pone mi abuelo en su huerta y un trocito de la piscina que usa mi padre para sembrar. No estoy loca, no siembra en la piscina, sino en el lugar donde algún día irá la piscina. Para nosotros es realmente divertido “nadar” en pleno mes de agosto entre hierbas, porque la piscina está ahí en nuestras cabezas. ¡Lo que hacemos para pasar el rato en el pueblo! 
A lo que iba… Que recogí azafrán. Es la primera vez que les ayudo a recogerlo y me lo he pasado pipa! La novedad supongo… seguro que si tuviera que hacerlo por obligación lo odiaría, pero como ha sido idea mía me ha encantado.
El nombre es Crocus sativus y no le hace justicia a una flor que es absolutamente espectacular. Tiene un color morado precioso y es muy bonito ver el trozo sembrado con las flores abiertas. Os pongo unas fotos que he encontrado en internet para que veáis cómo queda:


Recogí todas las flores que había, que no eran muchas la verdad y después las fui abriendo para sacar los tres estigmas que tiene cada una de ellas. Con ellos fuera, el siguiente paso es secarlos. Nosotros lo que hacemos es ponerlos en papel de horno sobre un radiador, con el calorcito de la calefacción de casa se seca sin quemarse y queda perfecto para consumirlo.


Esta especia, a la que se denomina oro rojo por su alto valor, se utiliza como condimento para dar aroma y color en platos de arroz, pasta, cremas, guisos y también en postres. 
Además, se le atribuyen beneficios medicinales como por ejemplo:
Favorece la digestión
Protege el hígado
Es un potente antioxidante natural
Actúa como preventivo de enfermedades cardiovasculares.

Así que los que podáis aprovechad nuestro “oro rojo” y si tenéis ocasión disfrutad de su recogida, resulta muy gratificante cocinar con algo que has recogido tú mismo.

¡Hasta la próxima!

martes, 4 de octubre de 2016

Queremos que vuelvas


La semana pasada preparé un post sobre agendas. Me encantan los artículos de papelería y me pareció buena idea comentar cuales son mis favoritas,   que elementos considero imprescindibles para una buena organización y esas cosas. Investigué un poco, seleccioné unas imágenes chulas y después nada.

Malas noticias. Las peores. Y ya no quiero escribir sobre agendas. Ya no quiero escribir. Sólo quiero hacer que vuelva.
Pero no puedo. Nadie puede. El vacío que ha dejado es enorme. Para todos los que la queremos. Sí, en presente. Porque, aunque ya no estés, te queremos. Como lo hemos hecho siempre, como lo haremos cada día.

Recuerdo perfectamente tu voz y eso me consuela. Cuando murió el abuelo no conseguía escucharle en mi cabeza y eso me desesperaba. Esta vez ha sido distinto. Te oigo y te veo sonriendo, siempre amable,  siempre alegre. Me quedo con eso. No puedo hacerte volver.  Me he despertado ya un montón de veces y sigues sin estar. Me parece que me toca asumir que es real, que la vida a veces es injusta y se lleva a las personas antes de tiempo. Mucho antes. Demasiado pronto.

Me quedo con lo bueno. Con esa sonrisa y esas pestañas perfectamente maquilladas, ni te imaginas la de veces que he intentado hacerlo así. Imposible. 

Te quiero, te queremos y cuidaremos de todos por ti.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Fin del verano


Pues ya está: ha terminado el mejor verano de mi vida.
En junio del año pasado nació mi Chiquitita y me pasé el verano flotando con mi bebé y con una sensación de felicidad indescriptible. Estaba convencida de que nunca sería tan feliz. ¡Qué equivocada estaba! Cada día que ha ido pasando era mejor, un nuevo descubrimiento,  una sorpresa diferente. Y llegó el verano de 2016...
Organicé un viaje al la playa, me hacía muchísima ilusión que conociera el mar. Qué maravilla de experiencia! Ahí fue donde me di cuenta de que no tengo una niña, tengo un pez. No le dió miedo en ningún momento y sólo repetía "agua, agua, agua"
Se bañó como un millón de veces, pidió con su lengua de trapo que la enterrasemos en la arena. Disfrutó como la enana que es y yo descubrí que la felicidad y el amor no tienen límites. 



Y después me tocó volver al infierno de la oficina mientras ella se quedaba en casa al cuidado de papá. Lo único bueno de turnarnos las vacaciones era que me recogiesen al salir del trabajo. Contaba las horas para poder verles a los dos y realmente ir a trabajar sabiendo que en nada les tendría conmigo me daba mucha fuerza para aguantar el día. Entre trabajo y piscina llegó mi turno. En esos 15 días 24 horas con ella reviví mi baja de maternidad. ¡Cómo me gusta disfrutar de mi pequeña todo el día! Y eso que ahora que está aprendiendo a caminar el trabajo es el doble y el cansancio el triple. Definitivamente he nacido para ser la mamá de Alba. Nada en la vida me llena tanto.
Y como el bote de La Primitiva no me tocó a mí, ya estamos de vuelta en el mundo real. Y ya es otoño. Lo ha dicho  El Corte Inglés con un anuncio que por cierto no me gusta nada, pero con una ropa que pide a gritos venir a mi armario. Y como no quepo en la mía ahogaré mis lágrimas con trapitos y con la tarjeta de crédito y soñaré con el próximo verano. Aunque pensándolo bien quizá las Navidades sean también mejores esta vez... A organizar la Navidad!

viernes, 15 de julio de 2016

Preparando las vacaciones


He estado muy dispersa el último mes, además del cansancio que me puede, mi Chiquitita ha estado malita y la verdad es que lo he llevado bastante mal. Y eso que puedo considerarme afortunada porque en 13 meses no había estado mala nunca, pero es tan difícil verla apagadita y quemando, tenía una fiebre de 39.8!!!

Pero ya respiro tranquila porque está perfectamente, después de casi 10 días sin comer prácticamente nada ya vuelve a ser la glotona de siempre y sus mofletones están volviendo a llenarse.

Qué razón tienen las madres que siempre dicen que te cambiarías por tus hijos cuando se ponen malitos! Es una de esas cosas que hasta que no sientes en tus carnes no comprendes realmente, al menos es lo que me ha pasado a mí.

Ahora que pasó la tempestad me puedo poner en modo organización de vacaciones.

Este año queremos ir a la playa para que la Chiquitita conozca el mar, la verdad es que a mí la playa no me gusta mucho. Bueno, ni la piscina, ni el río, ni el pantano… es lo que tiene que te aterrorice el agua, pero deseo con todas mis fuerzas que mi pequeña sea una sirenita, que no le de miedo y que parezca un pececillo. Y con esa ilusión nos iremos a la playa.

Así que me toca preparar las maletas con los bikinis y bañadores a bordo. Y ahí comienzan mis problemas. Mi cuerpo no es el que era y ni me sirven mis bikinis ni me gusta como me quedan los que me he estado probando, así que me temo que tendré que comprarme un bañador con el que taparme un poco para no verme.

Los bañadores siempre me han parecido incómodos para la playa, se me cuela la arena por todas partes y tardan más en secarse, pero estoy intentando verle la parte buena, más allá de mi coquetería lo cierto es que con la peque probablemente sea más cómodo ya que así podré rebozarme más tranquila sin temor a enseñas más de la cuenta.

Navegando por internet he visto uno que me encanta y que se adapta a lo que necesito ahora mismo, así que iré en su búsqueda
 
¡Estoy segura de que las vacaciones de 2016 van a ser absolutamente inolvidables!

sábado, 11 de junio de 2016

Vaselina de Mercadona


Cuando la pediatra de mi Chiquitita me miró y me dijo "te vas a ir al Mercadona y compras un tarro grande de Vaselina neutra" he de reconocer que pensé que se le había ido la pinza. Pero como mi pequeña llevaba ya un par de semanas con un eczema que no se iba con ninguna de las cremas que me había mandado ni con lo que me recomendaron en la farmacia, pensé que no había nada que perder. Así que puse rumbo al Mercadona. 

Lo primero que me sorprendió fue el tamaño ya que el tarro es bastante grande, son 100 gramos y creí que nunca la terminaría (históricamente solo usaba la vaselina para hidratarme  los labios y muy de vez en cuando,  ya que prefiero las barras de cacao). Después llama la atención el precio.  ¿2 € por semejante tarro? A casa que se viene!
Y cuando se durmió le puse vaselina en esa barbilla rojita. A la mañana siguiente la tenía mucho mejor. Era la primera vez en 10 días que notaba mejoría, por eso continué echándole durante todo el día. Con la saliva la verdad es que lo seguía teniendo irritado, pero en tres días la irritación desapareció por completo. 

Desde entonces seguimos utilizándola en casa para un montón de cosas, ya se ha convertido en un imprescindible para  mí. Os cuento los usos que le doy:
  • A mi Chiquitita ahora con el calor se le irritan las piernecitas en las zonas en las que le roza el pañal, le doy un poco de vaselina antes de ponerle el pañal y ya no hay rojeces.
  • Por la noche me doy vaselina en las uñas, las noto más hidratadas, las cutículas mucho más suaves y con más brillo.
  • Me pongo una gotita en las pestañas antes de ir al dormir. Ahora están más fuentes y brillantes.
  • En invierno, por el frío y el aire, se me pone fatal la piel justo encima de las cejas llegando a descamarse ,  he probado todo tipo de cremas y lo único que lo frenó fue la vaselina.
  • Por las noches también me la doy en los pies, sobre todo en los talones y en las durezas. Unos calcetines cómodos y a dormir. Desde que lo hago ya no necesito limar me las durezas, la diferencia es impresionante. Suaviza y alisa las durezas de maravilla.
  • Mi madre, además la utiliza para evitar mancharse con  el tinte. Se da una capa finita en el nacimiento del pelo y después aplica el tinte. Se tiñe de negro y os puedo asegurar que no hay ni rastro del tinte fuera del pelo.
  • Y claro está, el uso típico de siempre: para hidratar los labios. Hidrata, da brillo, suaviza... vamos que me encanta!
En mi opinión: producto 100 % recomendable. 

lunes, 6 de junio de 2016

Canastilla para el hospital

Como ya sabéis mi pequeña tiene ya un añito, ahora que ya ha pasado el tiempo, miro atrás y recuerdo lo asustada que estaba, no sabía por dónde empezar a preparar las cosas y pedía consejo a todo el mundo. Miraba por internet, leía, leía y leía y volvía a leer listas interminables de lo que se suponía que iba a ser imprescindible y al final, lógicamente, me bloqueé. Estaba totalmente saturada. Decidí seguir mi instinto y no me ha ido nada mal, pero por si acaso alguien se encuentra ahora en la misma situación que yo hace algo más de un año voy a explicar cuáles han sido mis imprescindibles y porqué y os contaré también el porqué de mis descartes. Ahí voy!

Bolsa de la mamá

Mis imprescindibles:

  • Bolsa de aseo: aunque parece que esto no deberíamos ni mencionarlo,  los nervios pueden jugarte una mala pasada, mejor pon esto lo primero de las lista que nunca se sabe…
  • Documentación: se supone que nadie sale de casa sin ella, pero no está de más tenerlo en cuenta.
  • Braguitas desechables: para mí imprescindibles y super útiles. Con los 13 puntos de la cesárea eran las únicas que no me hacían daño, las utilicé en casa también los primeros meses por lo mismo, horrorosas, pero comodísimas.
  • Sujetadores de lactancia: para mí otro básico, pero vamos, desde el 6º mes de embarazo más o menos.
  • Discos absorbentes: si volviera atrás los dejaría en casa, en el hospital ni los saqué, eso sí, durante muchos meses han sido mis mejores aliados, nada de escapes ni marcas indiscretas
  • Purelán: está sí que sí, la matrona me dijo que no, la ginecóloga, que no, las enfermeras, que no. Y yo digo que gracias a esta pomada mis pezones sobrevivieron, así que para mí es un imprescindible.
  • Zapatillas: si tenéis suerte y os entran será estupendo tenerlas, las más cómodas que tengáis. Mis piernas, como se convirtieron en las de un elefante, no soportaban ninguna zapatilla, utilizo un 35 y volví a casa con unas chanclas de mi chico del 42 que aún así me estaban estrechas, así que imaginad.
  • Ropa para salir del hospital: cómoda y amplia, habrá quien salga del hospital como si nunca hubiera estado embarazada, pero en mi caso la barriguita me acompañó un tiempo, así que la ropa de premamá me fue perfecta para volver a casa con mi Chiquitita.

Lo que recomiendan, pero no volvería a llevar:

  • Bata: en todas partes veía que debía llevar una bata, incluso en los apuntes que nos dio la matrona en las clases de preparación al parto. Yo no uso bata. ¡Jamás! Así que tocó ir de compras. Y encontré una medio bonita en Woman Secret. Ni que decir tiene que volvió a casa sin estrenar.
  • Camisones abiertos por delante: se supone que son útiles para facilitar las tomas del bebé. No se en los hospitales privados, pero en el público en el que yo di a luz me dieron un “precioso” camisón azul abierto y así me pase los dos días. También de vuelta a casa sin estrenar, aunque he de decir que a estos sí que les he dado mucho uso después.

 Bolsa del bebé:

  • 5 ó 6 bodies: más que suficiente, lo más sencillos posibles para que te resulte cómodo vestirle
  • Gorrito de algodón: sólo lo usó el primer día, yo tenía dos y en realidad con uno habría sido más que suficiente
  • Pijamas: no se lo llegué a poner. Mi Chiquitita se pasó el día con el body por petición del personal del hospital, me explicaron que así les resultaba más cómodo para hacerle las pruebas y medicines pertinentes
  • Baberos: no los utilicé
  • Manoplas: te dicen que las lleves para evitar arañazos, pero según se las puede me dijeron que se las quitase, que lo que necesita el bebé es estar en contacto con su mamá. Mi niña se puso un pelín histérica con las manos tapaditas, así que si repito esto me lo salto.
  • Calcetines: taparle los pies a mi niña ha sido misión imposible, pero imagino que para otros niños sí resultarán útiles
  • Arrullo, toquilla o similar: llevé una finita y la verdad es que repetiría
  • Toallitas: imprescindibles para los primeros cambios de pañal, el famoso meconio (“la pez” que decimos en mi casa) no se iba ni a la de tres
  • Pañales: en el hospital nos los daban, así que los guardé con mucho cuidado, ya sabiéndolo, si hay próxima vez se quedan en casita
  • Cremita para el culito: fundamental, aunque hay quien diga que no se les debe echar, mi niña sí la necesita de vez en cuando
  • Ropa para salir del hospital: ¡qué bonita estaba con su vestido rosa!

viernes, 3 de junio de 2016

Un año!!!

Hace un año que la vida es mejor.
Llegaste justo el día que estaba previsto, obediente desde el principio. Y has llenado mi vida. Nuestras vidas.  Eres la pieza que faltaba. El complemento perfecto. La clave de la felicidad. De mi FELICIDAD, así con mayúsculas. Porque la realidad es que yo creía que era feliz,  pero está claro que no tenía ni idea de lo lejos que estaba de la felicidad de verdad, de la buena.
Tu sonrisa eterna me da la vida Chiquitita, no hay nada mejor que verte feliz. Descubres cada día una cosa nueva y yo contigo. Te tengo que enseñar muchas cosas, pero la verdad es que tú me estás enseñando a mí mucho más de lo que jamás imaginé.
Me enseñas a valorar lo que de verdad importa. Me enseñas a emocionarme con las pequeñas cosas,  a disfrutar del tiempo, a tomarme las cosas con calma. Hija mía: me estás enseñando a vivir.
¡¡Feliz cumpleaños Chiquitita!!

lunes, 9 de mayo de 2016

Libro de texturas: inspiración

A mi Chiquitita le flipan los libros, por eso he estado buscando cómo hacer un libro de texturas. Lo puedo comprar, está más que claro, pero me hace mucha más ilusión hacerlo yo misma, imagino que cuando sea mayor le gustará tener ese tipo de recuerdo.
He empezado a buscar inspiración por internet y he encontrado varios sitios interesantes, os los recomiendo por si acaso alguien está buscando ideas:
Mi dulce de Melocotón






 
Voy a ponerme manos a la obra a ver qué me sale!
 

martes, 26 de abril de 2016

Juicy Shaker de Lancôme

Hace años que utilizo un gloss de Lancôme, el Juicy Tubes.  Me gusta mucho porque no es pegajoso, da brillo y color, pero no me siento con los labios maquillados. Además ¡dura un montón! Creo recordar que el último lo compré hace 3 años y todavía me acompaña.
Ahora han sacado un producto nuevo que se supone que es parecido, pero claro, mejorado! El Juicy Shaker. Un aceite labial bifásico pigmentado.


La nueva fórmula combina aceites hidratantes y pigmentos revitalizantes. Lo primero que me llama la atención es el envase. Es realmente bonito, más delicado eso sí, pero mucho más resultan que el de los gloss habituales.
Al ser un aceite bifásico hay que agitarlo bien antes de usarlo. Una vez agitado, se aplica con la esponjita, que tiene una textura aterciopelada muy agradable.

Hidrata los labios, da brillo y un toque de color realmente bonito  ¿Lo mejor? La textura no es nada pegajosa y la hidratación se sigue notando horas después de la aplicación. Además huele increíblemente bien! Está disponible en 14 tonos a cual más apetecible, de momento  me he animado con un espectacular coral, intuyo que no será el último.


domingo, 24 de abril de 2016

A Contramarcha

Hace un par de meses empecé con la búsqueda de la nueva silla para el coche de mi Chiquitita. Ella ha ido en su grupo 0+ desde que nació y, aunque se supone que le iba a aguantar hasta los 13 kilos, con lo larga que es veíamos que se le iba a quedar pequeña de altura un poco antes. Y así ha sido: no llegamos a los 10 kilos y ya le sobresale la cabeza a mi gigantona. 
Tengo dos sillas de mi primo en el trastero y a pesar de ello he tenido claro como el agua que iba a comprar otra silla. ¿Por qué? Porque la seguridad es lo más importante y necesito que la pequeña vaya a contramarcha. 
En cuanto investigas un poco te das cuenta de lo importante que es la posición del bebé de cara a un posible accidente (esperemos que no haga falta y que no haya accidente, pero hay que estar preparado por si acaso)
Si hay algo que tengo claro es que no voy a escatimar en la seguridad de mi peque y que no me voy a dejar convencer de que da igual (no será por gente que lo intenta...)


Os dejo unos fragmentos de varias páginas especializadas en sistemas de retención infantil para que veáis de lo que hablo:

Las estadísticas demuestran que viajar de espaldas a la marcha es cinco veces más seguro que ir mirando hacia delante.


Las sillas orientadas de espaldas a la marcha son las que mejor pueden proteger la columna vertebral y las cervicales de los más pequeños en caso de sufrir una colisión frontal, que acostumbran a ser las más peligrosas. Por este motivo, la recomendación más extendida a nivel internacional es la de mantener a los niños a contramarcha el mayor tiempo posible y, como mínimo, hasta los 15 meses, cuando ya han desarrollado la musculatura que les permite sostener la cabeza adecuadamente.

En Suecia empezaron a usar sillas de coche en la década de los 60, y desde el principio tuvieron claro que la seguridad viajaba a contramarcha

Se calcula que la fuerza a la que se somete el cuello del niño en caso de accidente de cara a la marcha es de en torno a 320kglas probabilidades de lesión medular o muerte son altísimas.
Si el asiento va de espaldas a la marcha, la fuerza se reduce a 50kg, y además la fuerza se reparte entre más zonas del cuerpo; pasamos de una lesión grave o fallecimiento a un daño leve (si lo hay).
Así que a mirar, mirar y mirar. Con una idea más o menos clara nos presentamos en una tienda especializada que recomiendo al 200 %. Todonene's
Nos atendieron de lujo, la dependienta nos explicó claramente las características de la silla que más nos interesaba e incluso salió al coche para probarla y que viéramos el espacio que ocuparía y si realmente nos encajaba. Pudimos subir a la Chiquitita para ver si  estaba o no cómoda. Fue muy graciosa! Se puso contentísima y movía las piernas como una loca. Se disiparon las pocas dudas que teníamos. Era nuestra silla, la decisión estaba tomada.
Quedaba el color. Somos animales de costumbres. La silla es negra, ¿existía otra opción para nosotros?

Hemos comprado la Klippan Triofix. Es una silla grupo 1-2-3 que se puede colocar a contramarcha y de cara a la marcha y que nos servirá hasta que la Chiquitita mida 120 cm.
Nos la han instalado en la tienda. Igualito es salir de la tienda con la silla en una caja que con ella perfectamente instalada en el coche y tras una larga explicación del montaje. La verdad es que es un gran punto a su favor y desde aquí les reitero mi agradecimiento. 
Así que ahora la peque va en su silla nueva (¡a contramarcha!) Con muchísimo espacio, más alta, con lo cuál ve mejor por la ventana; y lo más importante de todo es que va mucho más segura e irá a contramarcha por lo menos hasta los 18 kilos de peso. Aún le quedan unos añitos! ¡Y mamá feliz!


viernes, 22 de abril de 2016

Inspiración

Hola! ¿Alguien ha visto mi inspiración?
Estoy taaaan cansada! Esta primavera que no acaba de arrancar me tiene completamente agotada.

Había pensado escribir sobre la alfombra roja del festival de Málaga,  pero después de ver los looks sólo uno me ha gustado realmente, así que pienso que se quedaría corto. Por cierto este precioso vestido azul klein de Silvia Alonso ha sido mi favorito:

En fin... cosas que pasan! Voy a ver si me encuentro con mi inspiración 😊

Hasta pronto!

lunes, 11 de abril de 2016

Juego de Tronos

¡Me encanta Juego de Tronos!
Comencé a ver esta serie cuando la pusieron en Antena 3, hace ya unos años. He de reconocer que el primer capítulo me lo salté, no me llamó nada la atención, pero mi chico lo vió y le gustó tanto que consiguió convencerme. La semana siguiente con el capítulo 2 ya me tenían pillada, tanto es así que no paré hasta ver el primero por internet y comencé a buscar los libros y toda la información posible sobre la saga.

¡¡¡La intro es absolutamente espectacular!!! Esos engranajes que van moviendo las distintas cuidades que forman el mapa de los Siete Reinos son una obra de arte, creo que es la única serie en la que me quedo hipnotizada viendo la introducción. Hay un detalle que me parece genial y es que junto a los nombres de los actores está el escudo de la casa a la que pertenecen. Y no penséis que sólo ocurre con los actores, el resto del equipo: producción, casting, sonido, etc., también tiene su propio escudo junto al nombre.



Los fans de la serie estamos deseando que se estrene la 6ª temporada, algunos encerraríamos a George R. R. Martin y no le dejaríamos salir hasta que terminase de escribir los libros. Sí, estoy impaciente por conocer el resto de la historia, jajajaja!!

Al final la serie va a ir por su cuenta, con lo cuál tengo dos frentes abiertos: libros y serie. Los puristas lo criticarán, pero a mí me parece estupendo que aprovechen el tirón y que la continúen. Si tuvieran que esperar a los libros me parece que más de un actor ya no encajaría en su papel y sería una verdadera lástima.

Aún toca esperar unos días para verles en acción en el primer capítulo de la sexta temporada, me conformaré con las imágenes que he encontrado de una premier en Los Ángeles
Emilia Clarke
Mi adorada Khaleesi, es uno de mis personajes preferidos, su fuerza, su valentía, su humanidad y su porte regio me tiene totalmente conquistada.
Aquí la vemos con un vestido midi con escote corazón y con un maquillaje muy luminoso con un labial que creo que le da vida al conjunto.
Sophie Turner
Perfecta, como casi siempre en sus apariciones en la alfombra roja. Me gusta especialmente el escote asimétrico de este Stella McCartney que ya vimos en los Oscars de este año en la piel de Olivia Munn. 
He de reconocer que su personaje, Sansa Stark, no me ha gustado nada hasta la 5ª temporada, veremos cómo evoluciona…
Maisie Williams
La pequeña Arya Stark estuvo a punto de inspirar el nombre de mi Chiquitita, al final, en un momento de lucidez opté por no marcar a la niña de ese modo, que su madre es una friki, pero ella no tiene por qué sufrirlo ;)
Se ha paseado por la alfombra roja con un conjunto de crop top y falda midi, su luminoso maquillaje y sus ondas rotas le dan un punto muy juvenil al look.
Lena Headey
Siempre me cuesta reconocer a Cersei Lanister en la vida real porque no la identifico nada con su pelo natural. El vestido no me parece nada del otro mundo y si yo fuera ella llevaría el pelo rubio, creo que le siente mejor y que le da más personalidad.
Nathalie Emmanuel
Más me ha gustado Missandei con un vestido columna en blanco para el que su espectacular belleza ha sido el único y mejor complemento.

Hasta aquí el repaso de las chicas de Juego de Tronos en Los Ángeles, ahora toca seguir esperando…


domingo, 10 de abril de 2016

Origami III

Hola de nuevo!
Sigo dedicando este espacio a mi familia y a su nueva afición. 
Voy a aprovechar esta entrada para enseñaros como tienen preparados los papeles que utilizan para elaborar sus figuras.

Compran folios de colores y, con una guillotina, preparan sus cuadraditos. Observad las cajas:

Después, preparan los triángulos que van a necesitar para la figura en cuestión y cuando los tienen listos comienzan a darle forma.


Este girasol me impresionó una barbaridad,  mide unos 50 cm de diámetro y cada pétalo tiene un tamaño diferente, lo que le aporta un realismo alucinante. En el centro parece que hubiera pipas y además cuenta con una base en verde que es clavada a la de uno de verdad, es una pena que no tenga foto.


Esto es todo por hoy, os enseñaré más obras de arte otro día. Hasta pronto!!

sábado, 2 de abril de 2016

Punto a dos agujas

De pequeña me encantaba ver a mi abuela haciendo punto. El sonido de las agujas chocando una con la otra, ver crecer la labor, observar como una hebra de lana se convertía en algo: bufanda, jersey o cojín, me hipnotizaba. 
Siempre quería que me enseñase, que me dejara jugar con sus lanas, pero no había forma. No le parecía algo para una niña. Al final mi madre, que también sabe hacer punto aunque no lo haga, se decidió a enseñarme. Y ahí estaba yo, escuchando atentamente como coger las agujas "no son un juguete" decía, "tienes que tener mucho cuidado de no pincharte". Fijándome en cómo debía ir pasando la lana para montar los puntos, demasiado fuerte al principio  con esa obsesión por que no se me escapase ningún punto.

Aprendí lo básico:
  • Montar puntos
  • Tejer del derecho 
  • Tejer del revés
  • Punto elástico 
  • Cerrar puntos
Y tan contenta!! Nunca aprendí al menguar ni a crecer (así lo dice mi abuela, que me perdonen las expertas por mi ignorancia), así que pronto asumí que no iba a hacer mis propios jerséis, pero me lo pasaba en grande tejiendo cuadrados que deshacía al terminar para volver a tener lana con la que tejer.

Pasaron los años y fui abandonando esa afición, pero como todo vuelve he salido al comprar unas agujas para hacer algo más que tejer una y otra vez el mismo ovillo de lana. Y me pongo al buscar una lana adecuada para hacerle algo a mi Chiquitita. Y como soy una inconsciente he decidido hacerle una manta, pero no una mantita pequeña, ¡no! Una para su maxi cuna de 140 × 70. 
He buscado y buscado hasta encontrar una lana suave. No se si podréis apreciarlo en la foto, pero el tacto es super agradable, además con ella no se ve el dibujo, por lo que he pensado que casi mejor no vaya al ser que me coma algún punto. Me cubro las espaldas, je je je! 

Ahora tengo que convertir esto en una manta. Deseadme suerte! Espero poder compartir dentro de poco mis progresos.
Hasta la próxima!  




martes, 29 de marzo de 2016

Foreo Luna


No se cuándo salió a la venta este aparatito, yo lo vi un poco antes de las Navidades de 2014 y en seguida supe que lo quería. Es tan bonito!!
Me informé y me enteré de que es un dispositivo para la limpieza facial, según explican en la página web, gracias a su sistema de tecnología T-Sonic™, ofrece una limpieza profunda y una suave exfoliación para su uso diario y además cuenta con un sistema Anti-edad.
8.000 pulsaciones T-Sonic™ (pulsos sónicos transdérmicos) por minuto a doble potencia, me convencieron. Bueno, he de reconocer que lo que más me convenció es el bonito diseño del aparatito en cuestión. Compro con los ojos, qué le vamos a hacer!

Y allá que me fui decidida a volver a casa con mi Foreo Luna. Y a casa volví, pero sóla, porque los 175 € que me pidieron me parecieron totalmente fuera de lugar, que no digo que no lo valga, pero no estaba yo por aquel entonces para hacer ese gasto extra. Y así me fui olvidando de él.

Seguía limpiándome la cara como siempre, alternando leche limpiadora y tónico con toallitas desmaquillantes, sí, esas que tanto me resecan la piel y que tan cómodas son a última hora de la noche cuando lo único que te apetece es quitarte el maquillaje rápido para poder tirarte en el sofá o dejarte caer directamente en la cama.

Y pasó un año entero y cada vez que lo veía recordaba lo bien que me vendría. Soy muy buena convenciéndome de que necesito según qué cosas

En las Navidades de 2015, como siempre, mi familia me regala dinero y yo intento invertirlo en cosas útiles, véase: un abrigo, pantalones, botas, más botas… Pero este año decidí que lo iba a invertir en ese dispositivo que tanta falta me hacía para mi pobre piel, que después de los cambios hormonales del embarazo y del puerperio la verdad es que mi cara no estaba pasando por su mejor momento.
Además, contaba con un as en la manga, había salido un Foreo Luna Mini!! Más pequeño y manejable y más barato, ese era el punto a destacar. Pasamos de 175 € a 119 €

 
En ese momento me puse a investigar:
  • Diseño totalmente perfeccionado
  • Filamentos de silicona aún más suaves con la piel
  • Silicona ultra higiénica no porosa, resistente a la acumulación de bacterias
Opiniones de usuarias, comparativas con otros productos… un jaleo. Al final opté por la que creo que ha sido la mejor opción: comprarlo y juzgar por mí misma.
 
Y aquí estoy, tres meses después de su uso casi continuado, lista para dar mi opinión:
Instrucciones del fabricante:
  1. Aplica tu limpiador habitual, humedece el dispositivo y conéctalo en modo limpieza
  2. Desliza suavemente, con movimientos circulares y ascendentes, la superficie de filamentos de LUNA™ mini 2 sobre el rostro durante 1 minuto.
  3. Aclara y sécate el rostro. Aplica tus productos de cuidado facial favoritos.
Es muy importante desmaquillarse antes el rostro, este dispositivo no sirve para desmaquillarse, además según parece, es contraproducente usarlo con restos de maquillaje, porque en vez de limpiar, lo que podríamos hacer es introducir el maquillaje en los poros, así que es fundamental no saltarse ese paso.

Lo del minuto al leerlo me impactó, “¿qué pretenden que me cronometre?” pensé. Pero está muy bien porque cuando lo enciendes y comienza a vibrar te va avisando con un cambio en la intensidad para que cambies de zona y pasado el minuto, tres vibraciones más seguidas te indican que la limpieza debe haber llegado a su fin. Los primeros días parece que te falta tiempo, pero en cuanto le coges el punto te das cuenta de que es más que suficiente.

El tacto del dispositivo es muy agradable, la silicona es suave y los filamentos son muy flexibles, la sensación en la cara la verdad es que me gusta mucho. El primer día lo utilicé con mi madre observando y parecíamos dos locas, os prometo que al terminar notamos la piel más luminosa. ¡Increíble!

Después de estos tres meses puedo decir que, en mi caso, ha sido un gran acierto. Me gusta mucho la sensación de limpieza que me deja, tengo los poros muchísimo más cerrados desde que lo utilizo y la piel la noto más tersa y más jugosa.

Se puede utilizar en la ducha, lo que resulta comodísimo y durante todo este tiempo sólo lo he cargado una vez, he leído por ahí que la batería le aguanta hasta un año. Creí que era una exageración, pero viendo como va empiezo a pensar que va a ser cierto.

Resumiendo: para mí ha sido un acierto total adquirirlo y lo recomiendo al 100 %.

lunes, 21 de marzo de 2016

Mi sitio favorito

Desde pequeña he ido a un pueblo de Guadalajara, nadie de mi familia es de allí, pero llevamos toda mi vida pasando fines de semana y parte de las vacaciones.
 
Hace más de 40 años mis abuelos pasaron por allí y decidieron construirse una casa.
Es un pueblo pequeño, sin nada en realidad. El típico al que va el panadero con su furgoneta y se pone a vender el pan en mitad de la plaza. Carnicero, pescadero, frutero, etc. Todos van con sus camiones. Tiene su encanto la verdad.
 
De pequeña me encantaba pasar allí el verano, era lo mejor: levantarse y salir a la calle, todo el día con la bici y con mis amigos de un lado para otro. Al llegar la adolescencia las cosas cambiaron para mí. Prefería quedarme en Madrid y aprovechar las opciones de ocio que me ofrecía me ciudad.
 
Hace unos 5 años mis padres se animaron a hacerse su propia casa y desde entonces he recuperado la ilusión por ir.
Así que en ese porche he encontrado mi lugar preferido, siento una paz enorme cuando me siento y miro al jardín y al hueco en el que algún día estará la piscina.
 
No veo el momento de que llegue el buen tiempo para ir, echo de menos esas barbacoas de alitas, esas tardes disfrutando de no hacer nada... Además este año la Chiquitita se va a enterar de muchas más cosas, por lo que me hace más ilusión todavía. Espero que no se estrelle en mitad del patio!


martes, 15 de marzo de 2016

Origami II

Dije que os enseñaría más piezas de las que ha creado mi hermano en estos últimos meses, así que ahí voy con algo más:



Estos jarrones deben tener unos 40 cm de alto y, si no fueran de papel, aguantarían perfectamente un buen ramo de flores. Son robustos al máximo! Llevan como un millón de piezas (exagero, sí, pero bueno...) y tienen una consistencia increíble. Ahí va mi favorito, me encanta la combinación tan elegante de colores, además en este caso lo completa con una bonita flor.


Por cierto, en este último ha participado toda mi familia. Como de costumbre se van animando y al final todos crean, ya pasó con las figuras de madera, con el punto de cruz, etc. Se aficionan a algo, organizan su cadena de montaje y hacen maravillas. 
Dejo pendiente una entrada para mostrar como lo han montado, es curioso de ver.

Hasta la próxima!


sábado, 12 de marzo de 2016

Vertize Gala

Como sabéis tenemos un par de bodas este año, así que estamos buscando qué ponernos. He estado ejerciendo de Personal Shopper con mi mami, comenzamos la búsqueda hace más de un mes y ha sido divertido, pero más complicado de lo que suponía al principio. 

Cuando una no sabe lo que quiere encontrar el modelo perfecto es difícil, pero si sabes lo que quieres es aún peor. Idea fija: un largo concreto, un escote,  una manga, un color…

Una tienda, un vestido, otro, otro… nada, no hay forma: esa manga no,  ese escote es exagerado, demasiado ceñido, demasiado suelto…
Otro tienda. Un vestido, otro… vuelta a empezar.

Y te cansas de ir a tiendas, pero como te flipa la ropa no paras de mirar en Internet. Una página tras otra, devorando catálogos, memorizando cortes y colores y al final un día entras en Google Maps, buscas como llegar a la tienda y te animas: “Mamá, vamos a Vértice Gala que según la web tienen vestidos bonitos y por lo que he visto en Facebook los precios son medianamente asequibles” www.vertize.es 

Y allá que fuimos. Un vestido, dos colores. El VESTIDO. 

Por cierto, ni el largo, ni el corte, ni el color es como ella quería, pero sin duda está preciosa 😍


martes, 8 de marzo de 2016

Bebé de boda: Inspiración

 
Dos bodas en el 2016! Una en mayo y otra en agosto. 
Es la primera vez que tengo que vestir a una peque y no es tan fácil como suponía. La idea era sencilla: la boda es a finales de mayo, así que a principios de mes voy y le compro un vestido, cualquiera, mi Chiquitita está preciosa con todo. Sí y no, porque me pasa siempre, cuando busco algo rara vez lo encuentro a la primera, así que necesito más tiempo. Además, ¿y si me quedo sin talla? Tiene ahora 9 meses, está grande, de aquí a mayo yo creo que el de 12 meses será mejor, ¿espero para comprarlo? Mira que lo veo venir, que al final me quedo sin vestido…
Las marcas han empezado ya a sacar los catálogos para la primavera verano 2016, El Corte Inglés ya tiene la ropa de primavera puesta. No se vosotros, pero en mi armario la primavera empieza cuando lo dice El Corte Inglés, así que ya he empezado a empaparme de las opciones.
No me gusta vestirla muy rococó, no me van los lacitos ni el rosa bebé, me gusta que vaya más bien modernita, aunque claro, es una boda, algo más clásico sí que hay que ponerle que no la voy a llevar con la mini vaquera y la chupa de cuero rosa, aunque está para comérsela!! Importante: que le guste a ella, porque sí, os parecerá que es muy pequeña para elegir su ropa, pero no, mi Chiquitita va marcando sus normas prácticamente desde que nació, s i no le gusta algo no se deja vestir, al final la vistes, es un bebé, pero cuesta y la tienes cabreada hasta que se lo quitas, ¡menuda!
Aquí va una muestra de lo que nunca le pondré y otro que me encanta:



Así que a buscar algo que le guste a Mamá, que le guste a la Chiquitita, que sea cómodo, que no nos arruine, que no falten tallas y a rezar porque si lo compro antes de tiempo no se le quede pequeño antes de la fecha.
Os dejo con algunos de los vestiditos que más me gustan:
Este de Armani me gusta para agosto, con un bolerito creo que estaría muy bien.
Me parece que con este de Ralph Lauren parecería una chica grande, muy coqueta y estilosa.
Mi apuesta por el color viene de la mano de Tizzas con este vibrante rojo. Alegría para un día de fiesta y además me encanta el corte.
 
 En Free Style llenan de volantes un bonito vestido entre salmón y coral, ahora que ya se pone de pie estaría muy graciosa, sin el lazo del pecho por favor. 

A seguir buscando!!